Saltar al contenido

APNEA

apnea

¿En qué consiste la APNEA?

La apnea o buceo libre (freediving), es un deporte extremo, cuya base es la suspensión voluntaria de la respiración dentro del agua mientras se recorren largas distancias; o se desciende hasta grandes profundidades. Como curiosidad os contaremos, que esta suspensión voluntaria de la respiración es la base de una actividad milenaria y vigente, como la pesca submarina a pulmón, practicada por: los Wayuu en Colombia y Venezuela; los Sama-Bajau en Indonesia y Filipinas; y en Japón por Las Ama.

En un principio puede parecer un entrenamiento físico, pero el deporte de la apnea se basa en la relajación mental de quien lo practica; la buena alimentación e hidratación; el entrenamiento en ambientes de hipoxia y de presiones hidrostáticas altas donde los gases se comprimen rápidamente; el fomento de los reflejos mamíferos en humanos y el volumen de los pulmones se ve ampliamente reducido.

Se trata de una actividad en la que se practica el descenso a la profundidad del mar a pulmón libre; sin equipos de sumbarinismo tradicionales como por ejemplo el esnórquel. Al principio, la disciplina permitía descender pocos metros (en 1949, 30 metros con peso variable), pero, a medida que se han ido sofisticando las prácticas, ha alcanzado a sobrepasar el límite de 120 metros con peso variable. Es por eso que se requiere una cuerda atada a un ancla vertical para evitar problemas como la conocida desorientación del apneista. De esta manera, solo hay que seguir la cuerda en el descenso y en el ascenso, sin tener que abrir los ojos para orientarse.

Reflejo de inmersión mamífero

Nuestro cuerpo se adapta para poder practicar el buceo libre.
Lo primero que hace es disminuir el ritmo cardíaco entre un 10% y un 25% para poder realizar las funciones corporales correctamente y consumir menos oxígeno. Los vasos sanguíneos se contraen para elevar los niveles de oxígeno a los órganos vitales (sobre todo al cerebro y al corazón). Los músculos grandes se contraen para ayudar a todo este proceso.
El plasma sanguíneo, dependiendo de la profundidad, llena los vasos sanguíneos de los pulmones para reducir el volumen y evitar daños que podrían provocar la presión a más de 35 metros de profundidad. Hay estudios que han demostrado que el reflejo mamífero de inmersión, se activa más rápido si existe el choque directo de la cara con agua a una temperatura baja.

Modalidades

Apnea dinámica con aletas
Apnea dinámica sin aletas
Apnea con peso constante sin aleta
Apnea con peso constante
Apnea estática
Inmersión libre
Fotografía en apnea
Apnea con peso variable
Apnea flotante
Apnea tipo moya
Apnea con balón
Pesca submarina en apnea

Peligros

Como todo deporte acuático, la apnea tiene sus peligros.
El principal riesgo se presenta durante el ascenso de los practicantes desde las profundidades (20 metros o más), cuando se produce una expansión de los pulmones a su volumen natural, con la consecuente disminución de la presión parcial del oxígeno, produciendo hipoxia que, en algunos casos, puede llevar a la pérdida total de la consciencia (Black Out –BO–) o a una pérdida parcial (la pérdida del control motor –samba–). Si esto se produce sin la supervisión de un compañero, pueden derivar en accidentes mayores como la muerte, que suele ocurrir en los últimos diez metros, porque a partir de esa profundidad es donde se produce un mayor descenso de la presión parcial del oxígeno. Estas situaciones de peligro son muy frecuentes también en otras disciplinas como por ejemplo la apnea estática (STA) o la apnea dinámica (DYN/DNF).

Por todo esto, siempre es recomendable practicar este y todos los deportes acuáticos, con compañeros que sientan el mismo entusiasmo que tú; minimizando el riesgo y con un único pensamiento: disfrutar.